miércoles, 3 de noviembre de 2010

Diez años en Sing Sing

Tardes de Fifa, piscina y Nikis a veces terminaban en una tienda de la C/Alfonso de Zaragoza. No sé porqué cojones hoy de repente en el metro me he puesto a tararear la canción de "Aurelio el misionero" de los Nikis... es como cuando te despiertas después de un sueño muy guapo y dices; tengo que apuntarlo! esto no se me puede olvidar. Al llegar al curro no he podido evitar mangarle los cascos a Eneko y ponerme el álbum de "Marines a pleno sol" a todo trapo.

Al mismo tiempo que esbozaba una sonrisa, me he acordado de una persona muy especial para mí, con la que pasé mi adolescencia pegado a una minicadena escuchando a esta banda de punk que muchos pensaban que era de tendencia facha después de su éxito "El imperio contraataca". Este tío del que hablo se llama Cucho, y ahora mismo me vienen a la cabeza muchas de las historias que nos han pasado a los dos. Éramos una especie de Zipi y Zape, Batman y Robin, o Las gemelas Olsen(pero sin tetillas). Juntos nos atracaron por primera vez un mes de Agosto quitándonos 700 pesetas y un reloj Casio G-Shock. Bebimos nuestro primer chupito de Martini Blanco en un campamento de verano mientras nos pasaban una botella de vino por la ventana. Mangamos las propinas de la barra, compartimos colonia y una novia, y fumamos nuestro primer pitillo detrás de un frontón(nos pilló mi padre por cierto). He de reconocer, y sé que por esto me van a llover muchas tortas, que me hice madridista por una larga temporada por su culpa, llegando incluso a pensar que Raúl era el discípulo de Maradona. Íbamos los Martes y Jueves juntos a clases de inglés con un tal Kenneth, un americano exiliado con aspecto de pederasta que nos llegó a llamar la atención alguna vez por rajarnos en sus clases. Hoy en día seguimos emborrachándonos juntos cuando nos vemos, contándonos batallitas y quemando la ciudad hasta quedarnos dormidos en un portal a las 6 de la mañana. Así es Cucho, un amigo de toda la vida...



miércoles, 30 de junio de 2010

Buen Camino

"Carlos, lo mejor del camino la gente" Esa fue la frase que me dijo Alexia, cuando en la puerta de la catedral de Santiago junto con su novio y otra pareja andaluza nos despedíamos al final del camino.

Como conté en el post anterior, he estado 9 días haciendo el Camino de Santiago desde Ponferrada, la verdad sin ningún itinerario estricto. He conocido gente increíble de todas las nacionalidades, he practicado varios idiomas incluido el gallego, he comido como un auténtico animal y he comprobado que levantarse a las 5:30 para ponerse a caminar a las 6:00 es una penitencia. Como me decía el cabrón de Rafaelle, un colega italiano del camino: Carlo!, questo e un sacrificcio per San Jacobo!! Y la verdad que viendo el museo de pies que ofrecían los peregrinos, es sin duda un sacrificio... Nunca había imaginado que una ampolla podía ser del tamaño de la planta del pie.

Por si alguno os lanzáis a hacer el camino en un futuro dejo aquí algún consejillo a tener en cuenta.

1- Hablad todo lo que podáis con los paisanos de los pueblos, aunque no los entendáis siempre os van a aportar un punto de vista diferente de la vida...
2- No estrenar botas nuevas en el camino. A mí me lo dijeron y por ir de listillo terminé haciendo dos etapas con sandalias de dedo... ( Ahora tengo tendinitis en los dos pies)
3- Preguntar a un gallego es quedarte con la duda. Su respuesta suele ser: Puede que sí, o puede que no, esu depende cumu se mire. Imposible negociar precios con ellos
4- Al llegar a un albergue, tratar de identificar a los "roncadores", una raza que se extiende por todo el camino y terminan arruinándote la noche. Imprescindible tapones.
5- Sí, es una guarrada pero con dos mudas es suficiente, siempre y cuando seas constante con la colada.
6- Las señales de distancia expuestas a lo largo del camino están hechas a ojo. Cuando estás a 39,5 km de Santiago, andando una hora después sigues estando a la misma distancia.
7- Recorrer la última etapa del Camino en solitario es algo muy emotivo, después de un largo camino llegar a la plaza de Obradeiro es la mejor recompensa para un peregrino.
8- Al pedir la compostela, recomiendo decir que es por motivos religiosos ya que así te la dan escrita en Latín, y aunque parezca una gilipollez hace ilusión ver tu nombre escrito en esa lengua.
9- Los recuerdos no se compran en tiendas de recuerdos. Orujo de hierbas, licor café, queso de tetilla y tarta de Santiago es mejor comprarlo ilegalmente. En pequeños bares donde una señora de unos aproximadamente 70 años lo elabora artesanalmente y te cuenta durante media hora todo el proceso, insisto; aunque no entiendas nada de lo que te dice.
10- Animaros a hacerlo en solitario

Un abrazo muy cariñoso a Jorge, Ramón, Rafael, Raúl, María, Alexia, Rafaelle, Carlos, Jóse, Tomás y Emilio.



viernes, 18 de junio de 2010

Acojonado

Tras el retraso de mi incorporación a la agencia hasta el 5 de Julio y con ello la prolongación de mi vida ociosa en Zaragoza, haciendo un poquito de "dogging" y tragándome todos los partidos del Mundial, tomé una decisión que no sé hasta que punto es acertada: El lunes comienzo en solitario el Camino de Santiago.

He decidido además hacerlo de una forma un tanto retro, sin tecnología, sin móvil y sin I-pod, lo que viene a ser un viaje old school. Joder, seré capaz de vivir una puta semana sin chequear el mail, facebook, twitter, blog, pornotube y marca.com a diario? Si sobrevivo a tan fascinante reto lo postearé la semana que viene, y sino tendré que pensar en caminos alternativos como el que he encontrado en youtube... Un camino se Santiago virtual donde la gente da un poco de miedo. Desconocía que los gallegos eran tan feos

martes, 5 de enero de 2010

Como comenzar con todo esto...


Éste es mi primer blog, y además es un tanto cutre, lo sé, pero para mí significa tanto... En primer lugar me llena de orgullo y satisfacción enfrentarme a mi gran amiga la informática, por lo que no debo olvidar agradecer a Pene su tarde de paciencia explicándome cosas que hasta un chaval de párvulos asimilaría más rápido que yo. A Chicho, que ha puesto su ordenador y su casa, pero no sus cervezas y cacahuetes que le hemos pedido un par de veces, a mis coleguillas que leo de vez en cuando en otros blogs, por ser mi fuente de ocio e inspiración y por supuesto a Roque, en quien está inspirado tan grandioso título.

Aunque parezca ilógico es cierto, donde cabe uno caben tres, porque el orden de los factores no siempre altera el producto. Quién no ha visto en un botellón con vasitos de cumpleaños donde tan sólo entra un hielo apuradísimo, a la lista de la clase meter uno, dos y el tercero que parece un Iceberg a flote. Por esa regla de tres creo que más de uno hemos visto a tres personas en una bicicleta, debajo de un paraguas o peleándose por subir a una colchoneta de Fanta que no cabe ni su puta madre.

Por ver, ví a un amigo apilar los dedos índice, anular y corazón de la mano derecha de tal forma que pareciese un torreón.