miércoles, 23 de noviembre de 2011

Mamá, quiero ser artista

Qué jodido tiene que ser acudir a un programa de televisión en España, teniendo 14 años, con ganas de ponerse el mundo por montera, y salir llorando de plató porque los miembros del jurado, entre ellos José Luis Moreno, con su pulgar en el ano y un tono muy déspota, deciden mandarte a casa. Sin duda me quedo con la honestidad y la casta del coliseo romano, cuando el César despachaba a un gladiador sin apenas abrir la boca, para ser pasto de los leones por aclamación popular.

El público es soberano!! Y una polla!! Ayer por la noche tuve la suerte de enganchar el programa de "Tú si que vales" haciendo zapping, y entre Kiko, Risto, José Luis Moreno y otra subnormal, me tuvieron mordiéndome las uñas hasta el final. Soy un chico fácil y con un exquisito criterio a la hora de elegir la programación, qué se le va a hacer. El modus operandi se repetía en cada ronda. Un "artista" en un "escenario" tenía 3 minutos aproximadamente para hacer un paripé que más tarde sería juzgado por las 35 personas del público y el bueno de Kiko. Una vez concluída su votación, tenía la última palabra el jurado profesional formado por José Luis Moreno, Merche y Risto. Entre ellos se van pasando la pelota de tal manera, que al final tenga Risto el voto decisivo en forma de reflexión hijoputamoralista que tanto le mola.

Nada sorprendía. Bueno sí, un trío de payasos que hicieron un número de sonidos vocales que no merecían salir de su casa, pero intuyo que Risto quería tirarse a la vocalista, y le otorgó un "tú si que vales" entre risitas y firteos pero con el dedo apuntando a su escote. Lo mejor de la noche llegó con un chaval que entró muy fuerte. Quiere ser mago, y aunque habla como un viejuno, a mí me pareció lo mejor que ha pasado en todo el programa. Aunque eso no quita que lo cosería a hostias... Así fue:



La pena es que los muy hijos de perra de los realizadores de Telecinco no dejen las duras críticas de los miembros del jurado. Habrá que esperar a ver las páginas de sucesos para comprobar si el bueno de Álvaro se ha tirado a las vías del metro o por el contrario ha contratado a una panda de machacas para que le metan un cate al Moreno, aunque no sería la primera vez.

Si por algo digo yo que los romanos eran maricones, alcohólicos y viciosos, pero la nobleza de un pulgar no la tienen mil palabras... Ánimo chaval, a comerte el mundo, si te dejan que lo dudo!

martes, 25 de octubre de 2011

Fetén

Mi estancia en Zaragoza durante este último mes me ha permitido entre otras cosas empezar proyectos cargados de ilusión. No sé el tiempo exacto que me queda aquí. Un mes, dos o quizás más, pero lo que sé es que estoy llevando a cabo un efecto "esponja" que no me imaginaba. Cuando digo esponja no me refiero ni mucho menos a la ingesta de bebidas espirituosas, que ya puse bastante alto el listón en los pilares, sino al hecho de dedicar este tiempo a recargar algunas baterías que parecían empezar a oxidarse. La primera de todas, y con la que me puse muy serio fue la del deporte. Es cierto que salía a correr todos los días en Madrid, pero 40 minutos por el Retiro era un puto entrenamiento de garrafón comparándolo con el de este mes. Objetivo: triathlon. No quiero hacer un tiempo de top-ten pero sí que me gustaría terminarlo por lo menos. Mi última carrera en competición fue hace ya unos años, cuando corrí la media Marathon de Zaragoza en una hora y 40 minutos. No está mal si tenemos en cuenta que apenas llevaba 15 días de entreno para chuparme 21 km en asfalto. Pero esto son palabras mayores... 1.5 km de natación(generalmente mar abierto) seguido de 40 km de bici y 10 a pie. Casi nada!! Todo es ponerse y equiparse, y si encima Javier Acín me acompaña en esta aventura, el premio vendrá en el tercer tiempo.

También me estoy metiendo en varios jaleos que no sé si me van o no, pero ante la tentadora propuesta de Pablo Iturraiga cuando vino a la Oktober Fest, lo único que pude decir fue: Cuenta con mi hacha!!
Pablo vive en Bilbao y está currando como coordinador de una televisión local de Vitoria, así que se encarga de todos los saraos a la hora de emitir en antena. Yo soy de Zaragoza, me encanta Bilbao y además tengo varios colegas por allí, entre ellos Unai, al que quiero ir a visitar a la clínica YA!! Pablo, que es un culo de mal asiento, me propuso hospedarme en su casa y grabar un reportaje de "Pintxos por Vitoria" para su cadena. Acepté encantado, y además si hace bueno y el mar no está muy grande aprovecharé para surfear toda la semana.

Por otro lado, ando pendiente de confirmar una entrevista en una agencia de Barcelona, a la espera de concretar la fecha exacta, y así de paso putear al bueno de Zaba y hacer una visitilla al piso nuevo de mi prima y su novio, que sigo sin creerme que os duchéis desde un décimo con vistas a la barceloneta. Tendré que comprobarlo lo antes posible.

Por lo demás todo va bien, esta tarde estoy apuntado en la charla de E-commerce de Zaragoza Activa, donde está currando Edu, para enterarme si es realmente cierto eso de que el negocio del porno en la red va a terminar codificándose como en Canal +.


domingo, 23 de octubre de 2011

Adiós a un grande

Hoy por la mañana mi taza de café con leche ha quedado a medias y mi tostada de mermelada sin probar bocao en el plato. Enfundado en el traje y cabalgando en su Honda, Marco Simoncelli caía en la pista siendo brutalmente arrollado por Edwards y Rossi. En ese mismo instante pasan por tu mente muchas poles, muchas carreras, y viéndolo tendido en el suelo piensas: Vamos Marco, arriba, mueve un brazo cabrón! Ház un gesto! Finalmente, cerca de las 11 de la mañana, han comunicado su muerte. Dolía, y mucho. Un dolor tan jodido que me ha emocionado.

A tí Marco, que esta mañana te despertaste en Malasia, el país que te vió ganar el título de 250cc en 2008 y hoy te ha visto volar en tu Honda para siempre. Donde quiera que estés, FORZA SIMONCELLI!!

jueves, 20 de octubre de 2011

Habitación 415

Madrid, España, octubre 2011

Un acordeón suena en la terraza de Olavide. Son las 20 de la tarde, empieza a anochecer y el termómetro apenas marca 25 grados. Chapurrean varios idiomas aunque entre todos ellos el español parece ser la lengua común. Jarras de sangría, calamares fritos y croquetas de jamón. Dos de ellos tienen las pantorrillas quemadas, en carne viva, y se han descalzado para sentir el calor del asfalto español. Cristales, colillas, cáscaras de pipa, una prostituta que camina por Montera y un brindis de fondo que corta la respiración  "Y Vi-va Es-pa-na!!". El oído derecho me pide Francisco Nixon, y sin embargo el izquierdo canturrea Joaquín Sabina. La chavalada, de entre 20 y 25 años empieza a perder el control. Una de ellas saca un brik de Sangría Don Simón de su bolso, mientras el resto le corean en francés: et glu et glu et glu!!! Pega un trago considerable al mismo tiempo que gotea por su camiseta de Erasmus 2011 Madrid. Es chica, pero intuyo que es la capitana del batallón nocturno porque se ha formado un corro a su alrededor. Parece el coliseo romano: Muerte!! Muerte!! Muerte!! Finalmente termina el brik esputando la mitad en la acera, y se gana el aplauso de los suyos que gritan su nombre: Carine(creo).

Helsinki, Finlandia, noviembre 2007

Suena el timbre de forma incesante. Riiiinggggg!! Han quedado en la puerta del Kot a las 8 de la tarde y parece ser que Ignacio no da señales de vida. El pobre es muy impuntual, pero esta vez tiene una excusa que le va a servir de coartada. Han venido sus colegas de España a visitarle y estaban terminando de arreglarse. Ok guys, those are my friends Pedro, Marcos and Alberto. Se dan la mano con el resto del grupo. La mayoría son franceses e italianos, aunque con ellos va un griego y un par de alemanes. Es el cumpleaños de Pierre, y han preparado una fiesta en el piso de su novia Anika, una polaca que lleva tirándose desde Agosto. Prácticamente todos se conocen, a excepción de una pareja de dos chicos italianos que llegaron hace dos días ya que en su facultad perdieron el expediente académico. Uno de ellos habla perfecto español porque vivió un año en Valencia trabajando en la America's Cup de vela. Es fotógrafo y había conseguido una beca en la universidad de Turín para estudiar periodismo. Charlan, beben, ponen música y fuman Cannabis. Al salir de casa de Anika les sorprende una tormenta de 3 palmos de nieve que les obliga a subir al tranvía. No suele haber revisor a esas horas, así que terminan el resto de las botellas de camino a la discoteca. Dominique había puesto a todos en lista, a excepción de los amigos de Ignacio, que terminan entrando con el carnet falso de Erasmus que les hizo la semana pasada. La temática que corona la noche es "Deutchland party" y hay barra libre de un licor extraño con sabor a regaliz. Una vez dentro, cada oveja con su pareja, y el que venga atrás que arree. Así dan las 6 de la mañana, cuando cierra el garito con un himno que conocen más de 100 gargantas: alcohol, alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual!! y que se intercalan con el clásico Somos Campeones del mundo....

Tralee, Irlanda, junio 2008

Es el final de un largo periodo, una etapa inolvidable que sin duda marcará la vida de todos los que la han compartido. Ha llegado el momento de despedirse, el curso ha terminado y todos los Erasmus emprenderán un largo viaje a sus respectivos destinos. La última noche tiene un sabor agridulce. Un aroma a despedida,un abrazo de complicidad y un llanto de hasta siempre. Te agarras a un vaso de whisky sabiendo que al día siguiente despertarás de un largo sueño y lo que apenas quedará vivo es el recuerdo. Promesas que se quedarán escritas en otros idiomas y besos que no deberán pasar de la frontera. Pero con el transcurso del tiempo la nostalgia te devuelve a una realidad tan dura que ni siquiera te atreves a visitarla, y es que los lugares no entienden de lenguas, cultura ni religión. Los lugares se construyen en torno a los recuerdos, y los recuerdos, para bien o para mal, están formados por personas.

Dedicado a mi amigo Unai, compañero mío de Erasmus, que después de un grave accidente en Washington, está peleando en una clínica de rehabilitación. Ánimo león!!!

lunes, 8 de agosto de 2011

Post-Vacaciones

Aprovecho estos escasos minutos que mi estresante laborio me concede, para tomar un kinder bueno, un café espreso de máquina, y teclear mi post de post-vacaciones. Hoy por la mañana he tenido la sensación de que todo marchaba a ralentí. Nada más sonar le despertador a las 7 de la mañana, mis neuronas se han calado. He intentado que vuelvan a arrancar al cabo de cinco minutos, pero el motor estaba frío después de diez días sin usarse, es lo que tiene utilizar lubricante de segunda mano. Finalmente, y sin mucha intención, he dejado que mi organismo funcione por sí sólo en punto muerto, la mejor forma de ahorrar combustible en una mañana tan dura.

A mi moto, una Peugeot de cuando Franco era corneta, le ha pasado exactamente lo mismo. Una patada, dos patadas, y así hasta 8, que el motor ha decidido darme los buenos días con una bocanada de hollín saliendo del tubo de escape. En ese momento me he enfundado mi casco tamaño XL, que mandé hacer a los astilleros de Vizcaya hace un par de meses, y he comenzado mi ruta camino a Directa&mente, la única agencia de marketing directo donde se puede ir en bermudas los meses de verano. Cuando he atravesado la puerta, todo seguía en su sitio. Mi mesa vacía, sin ordenador, la recepcionista de vacaciones, la máquina de café estropeada, y los servicios sin jabón de manos. (Hace dos semanas me enteré de que cada uno se trae su propia pastilla de jabón). Sin embargo he notado un ligero cambio, que reconozco voy a echar de menos. Y es que el portero de la comunidad, Paco(como todos), ya no volverá a trabajar. Paco era la única persona con la que podía desconectar de 8 de la mañana a 3 de la tarde. Con él me iba a tomar café al bar de la piscina y hablábamos de fútbol, de su perra y de sus hijas. No pasaba más de 15 minutos al día con él, porque en esta empresa no se estila lo de salir a tomar café, y mucho menos el llevarse bien con las personas de tu entorno laboral. Por eso cuando he atravesado la puerta después de una semana fuera, con la vitalidad y la alegría de volver de vacaciones, con las pilas cargadas y lleno de ilusión por volver a ver a mis compañeros, me he venido abajo. Paco no estaba en portería, y aunque "el nuevo" parece una persona agradable, no sé si estará a la altura del café de la piscina.


PD: Mucho ánimo Unai, espero que te recuperes pronto, menudo susto cabrón!!

martes, 26 de julio de 2011

Only locals

Es cierto que las personas adultas vamos adquiriendo responsabilidades que más tarde se convierten en deberes con el transcurso del tiempo. El empleo es una de esas cosas que comienza siendo una responsabilidad atada a unos horarios, un comportamiento y un cumplimiento de objetivos, y termina por convertirse en un deber, en la mayoría de los casos, de carácter obligatorio. Durante estos días mis deberes y responsabilidades han cambiado porque tenía una tarea pendiente desde hace un año. Y es que este fin de semana largo, he podido recuperar mi infancia y adolescencia en un lugar al que llevo 9 años destinado en los meses de verano con una persona muy especial para mí. El lugar es Somo, y la persona se llama Frodo.

Todavía no sé muy bien explicar el porqué, pero cuando llego a esa playa, lo único que me apetece es ponerme un bañador, una sudadera y abrir un "six-pack" de San Miguel mientras observo el romper de las olas dejando de fondo la bahía del Sardinero. Un lugar al que llegué por primera vez con 16 años  y desde entonces he vuelto todos los veranos. Una playa que huele a salitre y parafina.Un pueblo donde llueve 4 días a la semana y los bares cierran a las 23. Unas calles que encierran mil recuerdos... Y no es por ponerme blando, que lo estoy haciendo, pero bajar las ventanillas del coche en el puente de Pedreña y respirar la brisa del cantábrico a un escaso kilómetro de la entrada, es un ritual que mantengo con los años.

Y es que podría decir que durante estos días he sido la persona más feliz del mundo. Apagamos el móvil nada más llegar, montamos la tienda, nos pusimos un bañador y nos fuimos a dar el primer baño. Nuestra única responsabilidad era la de levantarnos a las 8, cuando todo el camping duerme, y atravesando el bosque de eucaliptos correr hacia la curva donde rompen las mejores olas de la playa.

Por la noche el plan apenas cambiaba. Surfing a última hora y hamburguesa especial en el Bugui. Un par de pintas en el porche del Australian, y a dormir fresquito en la tienda. No hay que pensar en nada, al día siguiente el plan se repite. Qué maravilla haber compartido tantos años allí con Frodo. Qué maravilla seguir metiendo los pies en esa playa, qué maravilla haber conocido hace 9 años ese lugar. Y sin ninguna duda, qué maravilla tener sólo una responsabilidad que a veces olvidamos... La de ser feliz!!!


viernes, 24 de junio de 2011

Odio eterno al fútbol moderno

Querido Rey Mago de Oriente:

Este año no he sido muy bueno, así que imagino que me tocará sufrir una temporada más para salvar el culo en primera. Sin embargo, te escribo porque me gustaría decirte lo muy hijo de puta que eres, y el daño que estás haciendo a los que nos gusta el fútbol. Desde que llegaste a la Rosaleda con tus putos numeritos en el palco, estoy cogiendo más asco al equipo que presides. Bendito día el que decidiste pasearte por la costa del sol, y quisiste abandonar el desierto de Qatar por la arena de Marbella. Cambiaste las carreras de camellos por un deporte en el que algunos llevamos muchos años sufriendo. Pero tú que vas a saber de éso, gilipollas! Te has convertido en el salvador de una ciudad, comprando un club que cada día se parece más a un circo. Me imagino que estarás en contacto con el cabrón de Florentino Pérez, que te aconsejará acerca de cómo reventar el mercado mundial del fútbol. Por eso este año, sólo te pido que tú, tus millones y tus mercenarios como Joaquín, Van Nistelroy o Toulalan, descendáis a segunda división. Entonces verás que en España con el fútbol no se juega. Y tendrás que aguantar a más de 50.000 borregos sacando pañuelos y pidiendo tu dimisión. De repente los que eran tus fieles escuderos se convertirán en tus verdugos. Ver a tu empresa jugar a las 3 de la tarde contra el Leganés, te aburrirá tanto que desearás haber invertido todo tu capital en una firma de cruceros de lujo. Pero entonces, a una de tus 20 mujeres le dará por aficionarse a la moda, y harás la maleta para emprender un nuevo viaje. Comprarás una franquicia de alto standing en París, y dejarás a una afición huérfana de espíritu, sin jugadores y endeudada hasta el cuello. El resto de equipos seguiremos peleando, pasándolas canutas y comprando los resquicios de ese equipo, que un día fue el proyecto de un jeque de Qatar.

Un cariñoso y afectivo saludo,

Carlos

martes, 10 de mayo de 2011

Crónica de una muerte anunciada

Hoy por la mañana me he sentido Julio Maldonado. Y es que sin venir a cuento me he repasado unos cuantos vídeos de fútbol de los dos últimos años en nuestra Liga. Sinceramente creo que después de los 4 derbys de mierda que nos hemos chupado media España en menos de un mes, los aficionados al buen fútbol hemos conseguido vacunarnos sin tener que ir al centro de salud. Una vacuna que pensaba que era más propia de países como Argentina e Italia. Poco a poco y según se acercaba el final de la Liga, muchos equipos y también aficiones, se han contagiado del "todo vale" que ahora mismo reina en nuestro fútbol. La lucha por la salvación en primera, instauró una nueva moda en algunos campos como el Sánchez Pizjuan, El Reyno de Navarra o La Romareda entre otros. Y es que el miedo al descenso nos vuelve locos y acabamos perdiendo el norte, agarrándonos a los minutos e incluso entorpeciendo el buen juego del rival. Por eso se decide que la mejor solución para detener el encuentro, y por lo tanto perder tiempo, es el lanzamiento de balones al terreno de juego. Para mí, y lo digo alto y claro: LAMENTABLE.

Pero aquí pocos se salvan, porque la lucha por la Liga, la Copa y la Champions, nos ha dejado buenas perlas. Una semifinal de Champions en la que el buen juego ha brillado por su ausencia, en la que Mourinho, con el afán de protagonismo que le caracteriza, ha calentado la Liga desde las ruedas de prensa. Unas semis en las que Busquets nos ha dejado con la boca abierta tras caer sin que nadie le tocase, un Pepe que tendría que jugar con correa o estar en la cárcel desde hace tiempo, un Chendo, un Pinto, un Manolito impresentable y un largo etcétera que me hizo sentir vergüenza ajena. Mi ilusión era y es, que ninguno de los dos equipos ganasen la Champions, y lo digo por el bien del fútbol. Porque ya está bien de tanta tontería. Que me tocas, que no me tocas, que me dices, que no me dices, que jugamos con uno menos o con uno más... Todo esto, en muchas ocasiones aliñado por la prensa, donde los perio-listos deportivos parece que no saben hacer otra cosa que desinformar porque ya que Júpiter y Venus se han cruzado para que estos tíos se crucen 4 veces en un mes, vamos a sacar tajada como sea. Y el Marca entre otros, regaló la vacuna del antifútbol sólo por un euro que costaba el periódico.  Y claro, yo cometí el error de comprarlo, pero el mayor error fue leerlo. Lo que tienen las vacunas de hoy en día, es que apenas duele el pinchazo, pero se me olvidó leer la letra pequeña, y es que todas las vacunas pueden dejar secuelas. Por eso estaba viendo el sábado el partido del Athletic-Levante y me extrañaba que nadie se tirara al suelo, que no acorralasen al árbitro o increpasen al línea, que se metieran más de dos goles y que se pelease un balón al borde del área con uñas y dientes. Fue un partidazo, donde el Athletic empezó ganando 3-0 y al final el Levante se metió en el partido marcando dos goles que hizo que los leones terminasen pidiendo la hora. Todo limpio, alguna falta, alguna entrada subida de tono, pero esto es fútbol.

Poco a poco, y con el paso de los días, los anticuerpos de la vacuna van desapareciendo. He estado repasando algunos de los himnos de los clubes españoles, y en casi todos se nombra la nobleza, el orgullo y el valor. En castellano, en catalán o en euskera, son valores que para mí tienen que estar presentes en el deporte. Parece ser que últimamente se han perdido, que el fútbol se ha convertido en un espectáculo en el que 22 jugadores deben conseguir 3 puntos usando todas las armas. Y lo peor de todo, miles de personas que están en la grada, son incapaces de castigar este comportamiento. A mí que no me engañen, las luchas de gladiadores en el Coliseo romano eran más justas que lo que sucede ahora en un terreno de juego. Ojala fuera el César el que ahora decidiera quién debe ser castigado y quién por lo contrario debe seguir peleando con vida. Muerte al teatro, a los farsantes, a los comediantes y a los tramposos. Larga vida al fútbol, al deporte, y a los valores que se han perdido.



sábado, 30 de abril de 2011

Olaf

Prometo que es pura coincidencia, pero es el segundo año consecutivo que paso el día de la madre en un país escandinavo. El año pasado tenía novia y el motivo por el que viajé a Estocolmo no fue otro que el turismo y la fiesta con la que los suecos celebran el comienzo de la primavera en UppsLa. Esta vez vuelo a Copenague para hacer una visita a mi hermana pequeña, que está estudiando en Horsens. Estoy en Barajas, soltero y sin compromiso, con dos botellas de whisky de oferta en la mano y una sonrisa de oreja a oreja. Mi vuelo lleva media horita de retraso pero no me importa en absoluto. Me siento fresco, huelo a colonia y en los asientos de espera para embarcar empiezo a ver lo que ya me sorprendió gratamente el año pasAdo: Nórdicas. Sus rasgos son inconfundibles... Cabellos rubios, ojos claros, narices achatadas con frentes pronunciadas, generalmente pechos voluminosos y piernas atléticas. Suelen hablar tan bajo que apenas se les escucha, y la mayoría están disfrutando de comida saludable: una manzana, un sandwich vegetal o un bol de ensalada... Aprovechan la espera para leer, jugar a las cartas(no apuestan dinero) o escuchar música en su i-pad, i-pod, i-phone... A lo lejos veo un grupo de chavales que se acercan eufóricos. Tendrán mi edad más o menos, y también intuyo que llevan botellas en sus bolsas... Clink, clink, clink...Uno de ellos lleva una camiseta del Real Madrid, y otro una guitarra enfundada. Muy respetuosos, todo hay que decirlo, se integran entre los pasajeros colocándose justo enfrente de un par de chicas que están solas. Las miran, ellas entre sonrojadas y un poco quemadas por el sol de Torrevieja, les sonríen y se comentan algo al oído. Entonces uno de ellos saca la guitarra de la funda y empieza a puntear una canción que me resulta familiar... su amigo, el merengue, le acompaña con la letra y unas palmas cortadas. Reconozco el estribillo perfectamente y casi en voz alta canto: por el camiiiino yo me entretengo!!! La gente se quita sus auriculares, aparta la mirada de sus libros y alguno decide inmortalizar ese momento con su cámara de fotos... El vikingo, con el número 8 a la espalda y la melena recogida en una coleta, no tiene ni mucho menos un pelo de nórdico. Se siente cómodo, y aunque no canta muy bien, el público de hoy es muy agradecido... Para Olaf el vikingo no existe el miedo, sabe a la perfección que el camelo con la guitarra nunca falla, y aunque posiblemente no cambiaría su bocadillo de jamón con tomate por una ensalada de brocoli, estoy convencido de que terminarán llevándoselas al huerto. Suerte Chaval!!

jueves, 24 de marzo de 2011

LA PARALELA

Tras una intensa temporada, ayer La Paralela quiso poner el broche final a un campeonato marcado por las lesiones, las derrotas y un estilo de juego que ha ido mejorando con el transcurso de las semanas. "Nadie dijo que fuera fácil" apuntó Javier Benedicto, capitan del equipo azulón, al finalizar el encuentro. Y razón no le faltaba cuando en septiembre se complicó la temporada debido a las ausencias de muchos jugadores en las grandes citas. Partidos en los que se llegó a jugar sin apenas cambios en los 40 minutos y que requerían una intensidad de juego digna de una final de Copa. Pero si a todo ello se le suma el flaco favor que los árbitros han hecho a este equipo, parece un milagro incluso que hayan terminado el campeonato.

El comienzo de la Liga estuvo marcado por el desorden en el terreno de juego y la escasa forma física de todos los miembros del equipo, que no fueron capaces de ganar un partido hasta que tras 5 jornadas, un gol de doble penalti a favor de La Paralela en el último minuto de partido, sumaba los 3 puntos que bien valían la permanencia momentánea. A pesar de los rumores publicados por la federación, en los que se acusaba al presidente de la Paralela de comprar los últimos partidos de Liga, la sentencia resultó favorable para el equipo de Román, que tuvo que despedir a 3 de sus jugadores para sanear las deudas que arrastraba desde el mes de Octubre. Fue así como el equipo capitaneado por Bene se echó a la espalda toda la responsabilidad y el compromiso con su afición, y jugó el último tramo del campeonato con tan sólo 6 jugadores, estando uno de ellos lesionado de la uña del dedo gordo del pie derecho. Aún así, La Paralela pudo disputar la Liga de Bronce, en la que 6 equipos se jugaban la mejor plaza de los peores resultados. Algo que su capitán calificó como "la única forma de camuflar esta bochornosa temporada".

Empezaron sumando 3 puntos tras 40 minutos de sufrimiento, en los que dos jugadores fueron amonestados y el guardameta azulillo llegó con 10 minutos de retraso al estadio. Cuando parecía que el viento soplaba de cara en los Play off de la Liga de bronce, el equipo fue sancionado con 3 puntos por la no asistencia a su tercer encuentro. "Hice todo lo posible por untar al árbitro, pero la mala organización y las nuevas tecnologías pudieron con nosotros" fue lo que dijo Javier Benedicto, capitán del equipo y cantante del grupo de rap Mentenguerra.

Finalmente, el día 22 de Marzo La Paralela acudió a jugar su último partido de la temporada en casa. Puntualidad, ilusión y caras de concentración a la hora de disputar un partido que podía suponer el segundo puesto de la categoría. Pero de nuevo la suerte no estaba de cara, y el equipo contrario no llegó a presentarse en el estadio de Ventillas. Fue entonces cuando La Paralela se dirigió al centro del campo y mirando a su afición, arrancó con un aplauso de agradecimiento a la grada, que respondió coreando los nombres de los jugadores. Así se cerró una temporada mágica en la que se sufrió para salvar la categoría, en la que los goles encajados superaron con creces a los marcados, y en los que los post partidos tuvieron mayor protagonismo que los partidos. Pero como se ha dicho siempre "Lo que escuece cura"