martes, 25 de octubre de 2011

Fetén

Mi estancia en Zaragoza durante este último mes me ha permitido entre otras cosas empezar proyectos cargados de ilusión. No sé el tiempo exacto que me queda aquí. Un mes, dos o quizás más, pero lo que sé es que estoy llevando a cabo un efecto "esponja" que no me imaginaba. Cuando digo esponja no me refiero ni mucho menos a la ingesta de bebidas espirituosas, que ya puse bastante alto el listón en los pilares, sino al hecho de dedicar este tiempo a recargar algunas baterías que parecían empezar a oxidarse. La primera de todas, y con la que me puse muy serio fue la del deporte. Es cierto que salía a correr todos los días en Madrid, pero 40 minutos por el Retiro era un puto entrenamiento de garrafón comparándolo con el de este mes. Objetivo: triathlon. No quiero hacer un tiempo de top-ten pero sí que me gustaría terminarlo por lo menos. Mi última carrera en competición fue hace ya unos años, cuando corrí la media Marathon de Zaragoza en una hora y 40 minutos. No está mal si tenemos en cuenta que apenas llevaba 15 días de entreno para chuparme 21 km en asfalto. Pero esto son palabras mayores... 1.5 km de natación(generalmente mar abierto) seguido de 40 km de bici y 10 a pie. Casi nada!! Todo es ponerse y equiparse, y si encima Javier Acín me acompaña en esta aventura, el premio vendrá en el tercer tiempo.

También me estoy metiendo en varios jaleos que no sé si me van o no, pero ante la tentadora propuesta de Pablo Iturraiga cuando vino a la Oktober Fest, lo único que pude decir fue: Cuenta con mi hacha!!
Pablo vive en Bilbao y está currando como coordinador de una televisión local de Vitoria, así que se encarga de todos los saraos a la hora de emitir en antena. Yo soy de Zaragoza, me encanta Bilbao y además tengo varios colegas por allí, entre ellos Unai, al que quiero ir a visitar a la clínica YA!! Pablo, que es un culo de mal asiento, me propuso hospedarme en su casa y grabar un reportaje de "Pintxos por Vitoria" para su cadena. Acepté encantado, y además si hace bueno y el mar no está muy grande aprovecharé para surfear toda la semana.

Por otro lado, ando pendiente de confirmar una entrevista en una agencia de Barcelona, a la espera de concretar la fecha exacta, y así de paso putear al bueno de Zaba y hacer una visitilla al piso nuevo de mi prima y su novio, que sigo sin creerme que os duchéis desde un décimo con vistas a la barceloneta. Tendré que comprobarlo lo antes posible.

Por lo demás todo va bien, esta tarde estoy apuntado en la charla de E-commerce de Zaragoza Activa, donde está currando Edu, para enterarme si es realmente cierto eso de que el negocio del porno en la red va a terminar codificándose como en Canal +.


domingo, 23 de octubre de 2011

Adiós a un grande

Hoy por la mañana mi taza de café con leche ha quedado a medias y mi tostada de mermelada sin probar bocao en el plato. Enfundado en el traje y cabalgando en su Honda, Marco Simoncelli caía en la pista siendo brutalmente arrollado por Edwards y Rossi. En ese mismo instante pasan por tu mente muchas poles, muchas carreras, y viéndolo tendido en el suelo piensas: Vamos Marco, arriba, mueve un brazo cabrón! Ház un gesto! Finalmente, cerca de las 11 de la mañana, han comunicado su muerte. Dolía, y mucho. Un dolor tan jodido que me ha emocionado.

A tí Marco, que esta mañana te despertaste en Malasia, el país que te vió ganar el título de 250cc en 2008 y hoy te ha visto volar en tu Honda para siempre. Donde quiera que estés, FORZA SIMONCELLI!!

jueves, 20 de octubre de 2011

Habitación 415

Madrid, España, octubre 2011

Un acordeón suena en la terraza de Olavide. Son las 20 de la tarde, empieza a anochecer y el termómetro apenas marca 25 grados. Chapurrean varios idiomas aunque entre todos ellos el español parece ser la lengua común. Jarras de sangría, calamares fritos y croquetas de jamón. Dos de ellos tienen las pantorrillas quemadas, en carne viva, y se han descalzado para sentir el calor del asfalto español. Cristales, colillas, cáscaras de pipa, una prostituta que camina por Montera y un brindis de fondo que corta la respiración  "Y Vi-va Es-pa-na!!". El oído derecho me pide Francisco Nixon, y sin embargo el izquierdo canturrea Joaquín Sabina. La chavalada, de entre 20 y 25 años empieza a perder el control. Una de ellas saca un brik de Sangría Don Simón de su bolso, mientras el resto le corean en francés: et glu et glu et glu!!! Pega un trago considerable al mismo tiempo que gotea por su camiseta de Erasmus 2011 Madrid. Es chica, pero intuyo que es la capitana del batallón nocturno porque se ha formado un corro a su alrededor. Parece el coliseo romano: Muerte!! Muerte!! Muerte!! Finalmente termina el brik esputando la mitad en la acera, y se gana el aplauso de los suyos que gritan su nombre: Carine(creo).

Helsinki, Finlandia, noviembre 2007

Suena el timbre de forma incesante. Riiiinggggg!! Han quedado en la puerta del Kot a las 8 de la tarde y parece ser que Ignacio no da señales de vida. El pobre es muy impuntual, pero esta vez tiene una excusa que le va a servir de coartada. Han venido sus colegas de España a visitarle y estaban terminando de arreglarse. Ok guys, those are my friends Pedro, Marcos and Alberto. Se dan la mano con el resto del grupo. La mayoría son franceses e italianos, aunque con ellos va un griego y un par de alemanes. Es el cumpleaños de Pierre, y han preparado una fiesta en el piso de su novia Anika, una polaca que lleva tirándose desde Agosto. Prácticamente todos se conocen, a excepción de una pareja de dos chicos italianos que llegaron hace dos días ya que en su facultad perdieron el expediente académico. Uno de ellos habla perfecto español porque vivió un año en Valencia trabajando en la America's Cup de vela. Es fotógrafo y había conseguido una beca en la universidad de Turín para estudiar periodismo. Charlan, beben, ponen música y fuman Cannabis. Al salir de casa de Anika les sorprende una tormenta de 3 palmos de nieve que les obliga a subir al tranvía. No suele haber revisor a esas horas, así que terminan el resto de las botellas de camino a la discoteca. Dominique había puesto a todos en lista, a excepción de los amigos de Ignacio, que terminan entrando con el carnet falso de Erasmus que les hizo la semana pasada. La temática que corona la noche es "Deutchland party" y hay barra libre de un licor extraño con sabor a regaliz. Una vez dentro, cada oveja con su pareja, y el que venga atrás que arree. Así dan las 6 de la mañana, cuando cierra el garito con un himno que conocen más de 100 gargantas: alcohol, alcohol, alcohol, hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual!! y que se intercalan con el clásico Somos Campeones del mundo....

Tralee, Irlanda, junio 2008

Es el final de un largo periodo, una etapa inolvidable que sin duda marcará la vida de todos los que la han compartido. Ha llegado el momento de despedirse, el curso ha terminado y todos los Erasmus emprenderán un largo viaje a sus respectivos destinos. La última noche tiene un sabor agridulce. Un aroma a despedida,un abrazo de complicidad y un llanto de hasta siempre. Te agarras a un vaso de whisky sabiendo que al día siguiente despertarás de un largo sueño y lo que apenas quedará vivo es el recuerdo. Promesas que se quedarán escritas en otros idiomas y besos que no deberán pasar de la frontera. Pero con el transcurso del tiempo la nostalgia te devuelve a una realidad tan dura que ni siquiera te atreves a visitarla, y es que los lugares no entienden de lenguas, cultura ni religión. Los lugares se construyen en torno a los recuerdos, y los recuerdos, para bien o para mal, están formados por personas.

Dedicado a mi amigo Unai, compañero mío de Erasmus, que después de un grave accidente en Washington, está peleando en una clínica de rehabilitación. Ánimo león!!!