sábado, 24 de enero de 2015

Quién madruga...

En Barcelona cuando hay olas es un festival. Es lo que tiene ser la ciudad más cosmopolitan de Europa, que cuando algo se pone de moda, es complicado resistirse. Hoy en día se pueden incluso ver papelitos de "imparto clases de surf" y un número de teléfono pegado en una farola. Para el que da clases, vende o arregla tablas o tiene una escuela, no está mal del todo. Digo del todo porque como todas las tendencias, en dos años quedarán los restos, o al menos eso espero. Pero qué hay de los que simplemente nos gusta coger unas olitas antes de currar? Que efectivamente, tienes que ir antes de currar. Las posibilidades son pequeñas. O entras temprano a las 8 de la mañana con una rasca de narices, o te arriesgas a jugarte la vida. Poca broma. El otro día se me quedaron las sábanas pegadas y me fui al agua con el forfait de mediodía. Es una experiencia llegar a un pico que no levanta el metro pasado y juntarte con 34 personas de todas las edades y gustos. Había un par de cursillos con corchopanes de 3 metrazos, bodys, paddelsurfers, algún bañista y lo último, kayaks! Cuando remonté al pico estuve a punto de preguntar quié era el último, por aquello de no crear tensiones. Hacía solecito y el agua estaba fresquita, pero qué cojones, ahí estábamos todos! Los del kayak me hacen mucha gracia. Van con casco y chaleco salvavidas, sin embargo te pegan unas saltadas que a ver quién se pone en medio con esos trailers. Después están los retrodancers de los tablones sin leash. Queda bonito, pero no llevar invento con 35 personas en el agua es un poco cabrón. Y entre medio los de siempre y algún rezagado que llega tarde. Y claro, pasa lo que pasa. Qué ocurre cuando comparte una ola un kayak con un body, un tablonero y un paddel? Que hay bofetadas! El tablonero pierde el tablón, el kayak se come al body y el paddel se salta la ola. Unos cuantos gritos, algún mal rollo que otro y después a tomar el vermú! Son las 13 del mediodía en Barcelona, pero de qué me quejo? Eso sí, el próximo día me pondré dos alarmas!!